Aviñón, mucho más que un puente incompleto

on 5 febrero, 2015

Avinon_puente

El sur de Francia siempre es una buena opción cuando se trata de escapadas breves y a menudo planeadas con poca antelación. Son muchas las posibilidades que ofrece esta zona en la que, por lo general, se come y se bebe bien sin pagar precios desorbitados. En esta ocasión para el Puente de Diciembre elegimos Aviñón, una pequeña ciudad que nos ha sorprendido muy gratamente pese a experimentar unas temperaturas más propias de Siberia.

 

Sur le pont d’Avignon…

Probablemente lo más famoso de Aviñón es el puente de la típica canción infantil, construido en la época medieval para cruzar el Ródano, pero que hoy sólo llega hasta la mitad del cauce. Aunque hay varias teorías sobre porqué está incompleto, parece que las construcciones no soportaban las distintas crecidas del río, y en un determinado momento dado dejó de intentarse.

Actualmente quedan cuatro de los veintidós arcos originales, y sobre uno de ellos está la capilla de San Bénézet, dedicada al pastor que, según la leyenda, construyó el puente porque Dios se lo pidió a través de un ángel. Como ya hemos dicho que era pastor, no tenía ni un duro para hacerlo, pero se ve que convenció a ricos mecenas levantando un bloque de piedra que se había resistido a todo tipo de maquinaria de la época.

Sede de la iglesia católica durante un siglo

El puente de Aviñón enlaza con las murallas de la ciudad y forman un conjunto declarado Patrimonio de la Humanidad. En su interior se encuentra el Palacio de los Papas, y es que Aviñón fue sede de la iglesia católica durante el siglo XIV. Resumido muy brevemente, trasladaron la sede papal de Roma a Aviñón en una época en que el clima en el Vaticano estaba demasiado crispado y, al tiempo que crecía la influencia del rey de Francia.

Avinon_PalaisdesPapes

Del mismo modo, cuando se calmaron las dos causas, y en un momento que se empezaba a cuestionar la fidelidad de la propia Roma, se llevaron de vuelta la sede papal al Vaticano. A algunos clérigos de Aviñón, que se habían encariñado con la proximidad al poder, les costó tanto aceptarlo que fueron nombrando papas paralelos, conocidos por el resto de la curia como antipapas. Esta especie de rebelión cesó cuando el último de ellos instaló su propia sede en Peñiscola. Too much.

Para la historia, además de las anécdotas del traslado, ha quedado el Palais des Papes, uno de los edificios góticos medievales más importantes de Europa. Fue construido en etapas según los gustos de los distintos papas y impresionan especialmente sus muros de más de 5 metros de grosor. La mayor parte del recinto está abierto al público, incluso las cocinas en las que se preparaban las grandes comilonas, pero sin un solo mueble, así que hay que echarle imaginación.

Mercadillo navideño: vin chaud et douces

Según las fechas, en la plaza central de Aviñón, la place de l’Horloge, se organizan distintas ferias y mercadillos. En esta ocasión, el mercado navideño se basaba en productos para entrar en calor: vino caliente, fruta confitada y un dulce típico de la zona hecho a base de nougat. Del epicentro de la plaza se derivan distintos callejones repletos de tiendas, que mezclan la ya conocida oferta de grandes cadenas con agradables sorpresas de pequeños artesanos.

Avinon_dulces

También cerca del centro se encuentra la place de Les Halles, un mercado encima del que se construye un parking cutre y de curvas imposibles, y que de noche da bastante miedo Lamentablemente, es el sitio más indicado para dejar el coche, puesto que el aparcamiento escasea en Aviñón, y tiene acuerdos con descuento con la mayoría de hoteles.

Degustación de tapas provenzales

Cuando apriete el hambre, Le Chat’touilleur es un pequeño restaurante regentado por una señora que, aunque solo habla francés, como la mayoría de los franceses, es muy agradable, no como la mayoría de los franceses. Pese a que tiene una carta para aquellos que prefieran un menú tradicional, ofrece una combinación de especialidades provenzales en pequeñas raciones, que permiten hacer una especie de menú degustación delicioso y a buen precio, como esta de queso de cabra con albaricoque y romero.

Avinon_restaurante_LeChattouilleur

Una habitación en el país de las maravillas

Aunque las pequeñas ciudades del sur de Francia suelen ofrecer un alojamiento asequible, en Aviñón se encarece relativamente por la falta de espacio en el interior de sus murallas. Nuestra elección, el Hôtel Central, es un viejo edificio con un interior reformado recientemente y muy bien decorado. Sin embargo, las habitaciones son solo aptas para personas que tengan en su haber galletas de las de Alicia en el país de las maravillas para reducir el propio tamaño.

Avinon_mapa



Post a new comment