Dormir en un teleférico: una noche en los Alpes a 2.700 metros

on 13 febrero, 2015

La estación de esquí Courchevel, situada en los alpes franceses, cerca de la frontera con Italia, ha transformado la cabina de un teleférico en un dormitorio de lujo. Así, siempre que no tengas problemas de vértigo, puedes pasar la noche a más de 2.700 metros de altura y completamente aislado del mundo.

De momento, la experiencia de dormir en un teleférico solo está disponible para el ganador de un concurso lanzado a través de Airbnb, la web para buscar alojamiento de vacaciones entre particulares. Para participar hay que entrar en la publicación del alojamiento (antes del 25 de febrero) y, sin necesidad de haber hecho ninguna compra, explicar los motivos por los que querría disfrutar esa experiencia.

Los más creativos (el ganador + un máximo de tres acompañantes) disfrutaran además de un paseo en moto de nieve y de una cena con productos típicos de la zona, vinos y quesos. Como siempre con Airbnb, es imprescindible atenerse a las normas del anfitrión, que en este caso son:

  • Respeta a los vecinos: los rebecos tienen un sueño muy ligero.
  • Los cables sirven para viajar. ¡No los uses para tender la ropa!
  • Si la cabina se empieza a menear, haz el favor de no molestar.
  • No olvides dejar tus comentarios escritos en las ventanas con vaho.
  • Vistas panorámicas de 360°, sin televisión.
  • No llames para pedir que te llevemos más hielo.
  • Haz cientos de fotos, pero tenlo claro desde ya: nadie te creerá.

Esta propuesta que hace que todos muramos un poco más de envidia se enmarca en la iniciativa “Una noche en…” puesta en marcha por Airbnb y que brinda a los usuarios la posibilidad de alojarse en lugares tan increíbles como un teleférico, la Casa Batlló de Barcelona o las Galerías Lafayette de París. ¿Cuál será el siguiente?



Post a new comment