Sant Jordi y Día del Libro: acertarás con cualquiera de estos títulos

on 22 abril, 2015

Aprovecha Sant Jordi y el Día Internacional del Libro para emprender un nuevo viaje, aunque en esta ocasión no sea necesario preparar las maletas. En Findeout hemos elaborado una selección con lo mejor sobre literatura de viajes, una alternativa muy válida para aquellos fines de semana en los que no sea posible una escapada. 

 

1. Ventanas de Manhattan (Antonio Muñoz Molina)

Posiblemente sea Nueva York la ciudad sobre la cual más literatura se haya escrito. Entre este mar de libros ocupa un lugar destacado la obra de Muñoz Molina, uno de los autores contemporáneos más destacados de la lengua castellana, premio Príncipe de Asturias de las Letras en 2013 y miembro de la Real Academia Española, donde ocupa el sillón u. Muñoz Molina narra en esta obra fragmentos de vida y los rincones más personales de Nueva York. Nueva York esconde tantas ventanas como exhibe: las de los decorados musicales de Brodway, las de los edificios iluminados del otro lado de Central Park, las que cayeron con las Torres Gemelas, las tachadas con el anverso sombrío en el Bronx o Harlem.

2. Hotel Nómada (Cees Nooteboom)

Texto de contraportada: “Este es un libro dedicado a los viajeros, a quienes entienden el viaje no como una huida sino como un modo de conocerse a sí mismos; a quienes creen que al viajar se aprende. El destino, o los recursos que cada uno tiene para alcanzarlo, no es lo importante; lo que cuenta es la disposición, la mirada de aproximación al otro, al mundo que está fuera de nosotros”.

3. Shakespeare nunca lo hizo (Charles Bukowski)

A fines de los setenta, Charles Bukowski, santo patrón de los escritores bebedores, autor de algunas de las novelas y relatos más implacables y certeros sobre el gran sueño americano devenido pesadilla, aún no era demasiado conocido en su país. Pero en Europa ya era un escritor de culto. Y en la primavera de 1978, invitado por sus editores europeos, emprende una gira que comenzará en París y transcurrirá entre ríos de alcohol, y amenizada por algunos escándalos. Bukowski, que viaja acompañado por Linda Lee, su joven novia, acude borracho al programa cultural totémico de la televisión francesa, Apostrophes. Éste es el diario de un viaje insólito, de todo lo que Shakespeare no hubiera hecho ni dicho, contado con la brutal sinceridad y desgarro de siempre.

4. Viajes con Heródoto (Ryszard Kapuściński)

Años cincuenta: mientras recorre la Polonia profunda, un Kapuscinski aprendiz de reportero vive obsesionado con cruzar la frontera. No viaja a Checoslovaquia, pero, a cambio, la redacción del diario en el que trabaja lo envía a… la India. El flamante corresponsal parte con un sólo libro, la Historia de Heródoto, que resultará decisivo para la formación (profesional y personal) del futuro gran autor. Viajes con Heródoto se revela como un libro de difícil clasificación. ¿Un Reportaje? A ratos. ¿Un estudio etnográfico-antropológico? En parte sí. ¿Un libro de viajes? También lo es.

5. Ébano (Ryszard Kapuściński)

Ébano, que narra los viajes de Kapuscinski por distintos países de África, está considerada una de sus obras más representativas, y un documento imprescindible para comprender muchos de los conflictos, injusticias y tragedias de la África actual.

6. El antropólogo inocente  (Nigel Barley)

El autor, doctorado en antropología en Oxford, se dedicó durante un par de años al estudio de una tribu poco conocida del Camerún, lo que constituyó su primera experiencia en el trabajo de campo, y casi la última. Nigel Barley se instaló en una choza de barro con la intención de investigar las costumbres y creencias del pueblo dowayo.

7. Crónicas de Jerusalén (Guy Delisle) 

Premio al Mejor álbum en el Salón Internacional del Cómic de Angoulême 2012. Tras un año en Jerusalén acompañando a su pareja, miembro de Médicos Sin Fronteras, Guy Delisle nos ofrece en Crónicas de Jerusalén, una de las novelas gráficas más esperadas del año, su personal visión de uno de los conflictos más enquistados de la actualidad.

8. Atrapados en el paraíso (Patxi Irurzum)

En el año 2002 Patxi Irurzun ganó el I Premio de relatos de viajes de El País-Aguilar: seis mil euros para gastar en un solo viaje. Decidió irse a Payatas, uno de los mayores basureros del mundo, en Manila (Filipinas), y a la indómita Papúa Nueva Guinea. Atrapados en el paraíso es el relato de ese periplo.

9. Historias de Nueva York (Enric González)

No esperéis en esta obra una guía turística al uso. Sólo para acercarse de un modo diferente a la ciudad, para descubrirla con una mirada original y repleta de anécdotas personales de su autor. Una mirada diferente a la ciudad de los rascacielos.

10. Entre los bosques y el agua (Patrick Leigh Fermor)

En 1933, con una mochila prestada y una libra a la semana por todo sustento, Patrick Leigh Fermor emprendió un viaje a pie desde Holanda hasta Constantinopla, una caminata que duraría año y medio. La primera de su viaje se narró en su anterior obra, El tiempo de los regalos, que terminaba en un puente sobre e l Danubio entre Eslovaquia y Hungría. En Entre los bosques y el agua prosigue su bajada por la ribera del Danubio desde Budapest, atraviesa a caballo la Gran Llanura Húngara, cruza la frontera de Rumanía y se adentra en Transilvania, la bella región agreste de bosques y montañas que desde hacía siglos había permanecido oculta a la mirada de Occidente tras un laberinto religioso y nacional.